RSS

Wikileaks: La responsabilidad de informar contra la mera curiosidad mediática.

29 Nov

Tener información privilegiada o confidencial es sumamente delicado, conlleva una responsabilidad personal que hasta puede llegar a ser social. Gracias a que gozamos de libertad de expresión en gran parte del mundo, ocurren casos como Wikileaks. La novedad con esta enorme filtración de datos, es que en este momento estamos viviendo una revolución tecnológica, enfrentamos la globalización de la información. Ahora es más fácil enterarse que está pasando del otro lado del mundo.

Pero surge un problema ético, todas las personas que dedicamos tiempo a compartir opiniones respecto a lo que ocurre en el mundo tenemos una responsabilidad y en algunos de los países existen regulaciones. Los que se dedican a hacer investigación periodística tienen también una responsabilidad. Aclaro todos tenemos derecho a libertad de expresión y derecho a la información. No obstante, TODOS tenemos responsabilidad, no se trata de opinar por opinar, de hablar por hablar y sobre todo de revelar información por revelar información. Hacerlo puede tener alcances inimaginables.

Creo firmemente que la información que afecta a la sociedad civil, a tu país, a tu gobierno, debe tratarse con delicadeza. Tener claro el propósito, ¿Por qué deseo que la sociedad conozca esta información? ¿Cuál es mi finalidad? No se trata de saciar la curiosidad de los medios o la sociedad que cada día pierden  más  la verdadera visión de informar. Una cosa es la información que tiene un propósito y otra la de saciar la curiosidad.

Gracias a que tenemos ciertos derechos en estos ámbitos es que existe la autorregulación de los medios, esto es un sistema que se da casi por naturalidad para la convivencia que se da entre los sujetos que están sometidos a la información constante, es decir, ciudadanos, gobierno y medios.  Cada uno representa un rol, donde alguien o algo que falla representa pérdida de credibilidad. Por esta razón es que hoy escribo de responsabilidad.

En mi humilde opinión Wikileaks ya no está informando esta saciando una curiosidad mediática que ya no tiene nombre. La verdad no me uno al grupo de: mmm,  interesante la verdadera política de Estados Unidos quedo al descubierto… ahora sabremos la verdad. Mi pregunta es ¿Cuál verdad? Lo que dicen que hace Estados Unidos para mí no es novedad, es uno de los países más poderosos del planeta. ¿Ustedes que creen que se hace en una embajada? ¿Ir a tomar el café con Jefe de Estado? Y decirle, a mira que bien esto, o mira la posición de mi país es tan simple que esto… Perdón, pero el ejercicio de la política exterior no se base en el creencia firme de la buena voluntad de los Estados.

Aclaro que no respaldo las decisiones que hacen los Estados Unidos respecto a su accionar internacional, solo quiero establecer que el hecho de escuchar o leer en las noticias sobre que las embajadas de los Estados Unidos tenían actividad espía… ¡Dios mío! ¡Qué crimen! … La verdad es que no me espanta lo que se dice de Ahmadinejad, de Berlusconi, de los estudios mentales de la presidente de Chile o no sé cuantas cosas más que ustedes pueden leer en los titulares de hoy.

Hablan de desnudar a Estados Unidos;  no están desnudando…. solo están revelando. No es juego mantenerse en el poder hegemónico. Tienes sus pros y sus contras, problemas éticos y morales. Hay información que importa y lo siento, hay información que no.

Solo me resta agradecer el show que vamos a vivir en lo que se destapan el n número de archivos de Wikileaks. Agradezcamos la tensión política que se va vivir de ahora en adelante. Cuidado, resto de los países, porque les apuesto que tarde o temprano también serán revelados sus secretos más íntimos.

La comparación es vaga en este momento y me falta pensarla más, pero esto el típico problema de los medios con la vida privada de alguien, ¿en qué momento deja de ser privada y en qué momento debe ser de dominio público? La respuesta es sencilla: cuando la información afecta a la sociedad pero llevar a la práctica esa respuesta es mucho más complicado de lo que parece.

Continuará….

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 29, 2010 en medios, Relaciones Diplomáticas

 

Una respuesta a “Wikileaks: La responsabilidad de informar contra la mera curiosidad mediática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: