RSS

Venezuela vista desde el exterior, con una mirada desde el interior.

07 Oct

 Quisiera tener más que un dicen…

 Venezuela vista desde el exterior, con una mirada desde el interior.

Siete años atrás, cuando aún era estudiante de licenciatura conocí a muchos compañeros venezolanos por LAMUN (Latin American Model United Nations).  En aquella época me mostraba emocionada por escuchar sobre ese personaje latinoamericano que había centrado los ojos del mundo en Venezuela. Me mostraba impaciente por desayunar, comer y cenar Chávez por una semana. Al final, admito, terminaba harta pero con la perspectiva de que existía el punto medio del que dudaba pero apoyaba, del que atacaba pero dudaba.

Ahora, con las próximas elecciones ya no veo el punto medio en las opiniones de aquellos  compañeros. Hoy idólatras a Chávez o lo aborreces. Después de tres meses de campaña,  mañana en Venezuela,  alrededor de 19 millones de votantes tendrá que decidir el futuro de su nación; elegir entre Hugo Chávez y Henrique Capriles.

Por un lado, Chávez asegura que ganará por knockout pero la verdad es que desde fuera, se percibe el momento más débil que ha enfrentado este gobernante latinoamericano. Se dice fácil, pero 14 años en el gobierno no lo son.  Ese hombre que el pueblo amaba parece desaparecer para solo dejar ver al  histriónico,  totalitario y omnipotente, quién no está acostumbrado a compartir el escenario político con nadie.

Por el otro, Henrique Capriles, quizás sea un fenómeno de novedad propiciado por la falta de logros del gobierno de Chávez. No obstante, este hombre de 40 años de edad rompió el arquetipo en que la oposición venía enfrentando al gobierno en el poder. Con un país polarizado por los elevados niveles de inseguridad, inflación, desempleo, la criminalización de la opinión pública, entre otras cosas, ha llevado una campaña tranquila, respetuosa, sin insultos, declarando que la independencia de Venezuela no se la deben a Hugo, sino a su verdadero héroe nacional, Simón Bolívar.

En cambio Chávez, el heredero de Fidel, como lo llama Jon Lee Anderson, aquél hombre que ganaba referendo tras referendo, que visitó a Sadam Hussein, aquél que se fue de lengua contra Estados Unidos, aquél hombre que se veía como el único capacitado para resolver los problemas de Venezuela  con su campaña permanente en los medios, a la que llama de reflexión, recurre al mismo discurso de conflicto, insultando, tratando de centrar el debate en eso.  Los tiempos cambian, ya no es el mismo pueblo de hace una década, y Capriles puede demostrárselo mañana.

Desde mi punto de vista, Henrique Capriles no apostó por movilizar al sector radical, al ferviente seguidor de Hugo, sino al centro, a la clase media, consciente de que esta puede derrocar al sistema actual. En sus discursos se va directo a los problemas sociales, a la justicia social, recorrió todo el país recopilando queja tras queja del régimen de Venezuela.

Por primera vez, Chávez tiene ese contrincante de peso que se está valiendo de todo lo sueños frustrados que pudiera tener el pueblo venezolano.  Mis conocidos, amigos dicen que no hay sueldo que alcance, que los problemas de inseguridad, desempleo, apagones de luz son pan de cada día. Que hay lugares que pasan hasta 9 horas sin luz.  Los pobres siguen pobres y los ricos se fueron del país. Se expropió todos los campos y se destruyó a las empresas privadas, ¿para qué? toda la comida que se importa es extremadamente cara.

Algunos más se quejan de que las calles están llenas de baches, que las señalizaciones no funcionan, la educación empeora, niños de diez años que no saben sumar. También, me cuentan que  los hospitales  están en pésimas condiciones, hay  goteras, están sucios, no hay medicamentos. Hasta los servidores públicos te piden para la torta para realizar algún trámite, y parece ser que una torta en Venezuela cuesta mucho dinero.

Poco a poco, el temible miedo de la cubanización se hace realidad. Alguien más me platica que la escasez de comida es drástica. Las personas hacen filas tremendas por leche, café,  carne,  mantequilla,  azúcar y  harina; se pelean por alcanzar ya que en otro lugar encuentran tres veces más caro esos productos básicos.  “Mentira que el gobierno te regala, aquí todo se tiene que comprar,” me cuentan.

Con nostalgia digo que nunca olvidaré aquella anécdota que habla de un Chávez que en cierta ocasión en el Maracaibo Country Club con constitución en mano defendió los derechos de educación de niños indios guajiros, que se encontraban en el lugar,  pero ahora, desde el exterior se ven masivos cierres de campaña y se opta por opinar que aún hay personas que siguen creyendo en Chávez. Sin embargo, ahora no se sabe si es por convicción, por perseguir el sueño bolivariano, por miedo a Estados Unidos o peor aún por miedo a perder su trabajo están obligando a las personas a votar por él, comentarios comunes hoy en día en Venezuela.

Una amiga mía mexicana, que se fue a vivir allá, con sarcasmo el otro día me decía “hasta el PRI gobierna mejor que ese loco, ¡No, que va! El socialismo aquí no existe.” Me invito a buscar en youtube la vida que se dan los hijos de Chávez, “la gente luchando para comer no es justo, no es lo que yo me imagine, el socialismo no existe en Venezuela, es una mentira”.

Venezuela está divida pero mañana el pueblo decidirá si siguen con Chávez quien parece haber perdido el piso con tanto poder o le dan la oportunidad a la derecha, con el joven Henrique Crapiles.  Dicen que los sueños llegan como lluvia y que el tiempo trae esperanza, pero hoy la mitad del pueblo de Venezuela ya no quiere vivir de sueños ni esperanza, y  esa mitad observa en Capriles la oportunidad del futuro. Claro, en percepciones podemos hacer un libro, y yo solo expongo lo que me contaron. Sin embargo, debo admitir que anduve en búsqueda de un verdadero Chavista y no lo encontré, cuando hace años de cada dos que conocí en la universidad, uno lo era.

.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 7, 2012 en relaciones internacionales

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: