RSS

El espejismo de la legitimidad.

27 Feb

Vaya pan y circo que nos acaba de regalar nuestro gobierno, hace un par de horas la PGR detuvo a Elba Esther Gordillo en el aeropuerto de Toluca por desvío de recursos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Cerca de las 7 de la noche en una rueda de prensa, el procurador Jesús Murillo Karam, detalló que se descubrió una malversación de fondos del sindicato, dijo que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó una denuncia formal ante la PGR al detectar una operación irregular por 2 mil 600 millones de pesos que provenían de dos cuentas del SNTE.

A pesar de que esto era un secreto a voces es una bomba informativa, todos los medios hablan de la detención de la líder sindical. Ahora bien, debemos tener la mente muy fría y no dejarnos llevar por los cantos de las sirenas.

Nuestro presidente, ¿haciendo limpieza? La verdad suena demasiado ilusorio. Aquí pasó algo y no precisamente una limpieza. Analizando de repente toda la situación, me vino a la memoria un personaje llamado Joaquín Hernández Galicia, mejor conocido como la Quina. ¿Cuántos lo recuerdan? Supongo que con nuestra memoria histórica pocos.

Pues bien, “La Quina” era el líder del sindicato de PEMEX y fue detenido en 1989 durante el gobierno de Salinas de Gortari.  Sin una orden de aprehensión fue arrestado por las fuerzas armadas a las 9 de la mañana en Ciudad Madero, Tamaulipas. Se le acusó de homicidio calificado, acopio, almacenamiento de armas para uso exclusivo del Ejército, introducción ilegal de aeronaves con valor superior a los 10 millones de dólares; evasión fiscal por más de 3 mil 500 millones de pesos y por atentar contra la seguridad nacional.

En el argot político a esto se le conoce como el Quinazo. En retrospectiva este hecho sirvió para legitimar el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, que necesitaba con urgencia curar en salud el apagón que dio el sistema.

En el fondo, a todos nos gustaría soñar con que nuestro país está cambiando pero tampoco debemos pecar de inocentes. Ya sabemos cómo termino el salinato, pero con la habilidad que ha demostrado Enrique Peña Nieto para cometer pifias esperemos que todo este show no termine siendo un tiro por la culata.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 27, 2013 en relaciones internacionales

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: