RSS

La interminable discusión del Día de la Mujer.

11 Mar

 

8 de marzo: No es día de felicitaciones ni siquiera para celebrar.

 “Ha llegado la hora de que los gobiernos cumplan sus promesas y protejan los derechos humanos, respetando los convenios y acuerdos internacionales que han firmado. Una promesa es una promesa.”

Suele suceder que cada 8 de marzo, las mujeres recibimos mensajes por todos los medios existentes: redes sociales, chats, sms, etc, es más,  hasta en ciertos casos flores para decirnos ¡Feliz día de la mujer! Acompañados de otras palabras, que si bien, la mayoría de las veces con buena voluntad terminan siendo insulsas porque no se celebra a la mujer como tal.

Concienticemos: Este día pretende conmemorar  y hacer un recuento sempiterno de la lucha por los derechos humanos y la equidad, de la búsqueda interminable del fin al abuso y a la violencia contra la mujer.

¿Búsqueda de equidad? Si,  EQUIDAD. El uso de masculinos y femeninos a veces me molesta pero está vez haré una excepción, pues algunos y algunas me van alegar que también se busca igualdad.  No obstante, esta palabra no va a figurar en mi vocabulario este día, ya que se suele ocupar de una manera indistinta y equivocada,  incluso en momentos de la extinta caballerosidad surge la expresión errada de: ¡Ustedes querían igualdad, no!

Caballero, si es que todavía existen, hombre de buena voluntad y educación, señoritas, señoras sépanlo, la caballerosidad no tiene porque verse mezclada con los asuntos de igualdad y equidad. Si bien es cierto que estos términos se confunden, aprovechemos este espacio para hacer una idea más acertada de este día y de esos términos.

El Día Internacional de la Mujer es conmemorado anualmente el 8 de marzo con la finalidad de solemnizar y concientizar la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad y equidad con los hombres, su desarrollo íntegro como persona en la sociedad donde el respeto de los derechos humanos constituye la piedra angular para lograrlo.

Cada año, la ONU pretende seleccionar un tema que genere conciencia, opiniones y soluciones. El tema del Día Internacional de la Mujer 2013, está centrado en la violencia contra la mujer, teniendo como lema  “Una promesa es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres.”

Ahora bien, ¿Por qué no debemos confundir igualdad con equidad? El concepto de igualdad parte de la idea de que todos somos iguales y que debemos tener los mismos derechos  en aspectos políticos, económicos, sociales y educativos. El problema surge cuando no se tienen las mismas oportunidades, el medio o contexto social donde nos desenvolvemos no es ni está apto para que así lo sea.

La igualdad no significa que hombres y mujeres sean iguales sino que tengan las mismas oportunidades de vida. Equidad se refiere al trato imparcial, equitativo y a veces diferenciado que se suscita entre hombres y mujeres, ese concepto tan perturbador para algunos: un trato diferenciado pero equitativo. Es decir, que la balanza tenga lo que tenga de un lado o del otro, pese lo mismo.

Hombres y mujeres tenemos necesidades diferentes pero debemos tener los mismos derechos y oportunidades para desarrollarnos en la sociedad. Hombres que quieren la custodia de sus hijos y la merecen los apoyo, hombres que quieren unos días de paternidad por el sincero deseo de estar con su esposa e hijos, tienen mi total respaldo. No debería haber condiciones para su respaldo, pero si apoyo de ambas partes.

Lograr la equidad por ahora ha requerido de políticas que por momentos resultan injustificadas pero necesarias, ya sea el caso de la llamada cuota de género. No estoy de acuerdo que por obligación los partidos den oportunidad a las mujeres, simplemente garantizan un número mínimo de representación y participación femenina por compromiso, sin embargo necesitamos esas mujeres para que más cosas vayan cambiando. Es una triste realidad necesaria, pero como diría  Michelle Bachelet: cuando una mujer entra en política, cambia la mujer; cuando entran muchas cambia la política.

La violencia contra mujeres y niñas afecta siete de cada 10 en el mundo.  Se calcula que más de 600 millones de mujeres viven en países en los que la violencia doméstica no se considera un delito. El 70% de las mujeres de todo el mundo aseguran haber sufrido una experiencia física o sexual violenta en algún momento de su vida y la mitad de ellas sufrió, o sufre, alguna forma de agresión sexual antes de cumplir los 16 años. Dos tercios de los adultos analfabetos del mundo son mujeres y más del 65% de los más pobres son mujeres y niñas.

El número de mujeres en parlamentos o congresos apenas llega al 20%. Países como Corea del Sur, donde por primera vez una mujer asume la presidencia solo el 1% de las mujeres figuran en los consejos de administración de grandes empresas. El puesto más alto que han ejercido las mujeres en la Administración  Pública Federal en nuestro país ha sido el de Secretarias de Estado, siendo 23 el número de mujeres que han ocupado este cargo. En cuanto a los números en diputaciones locales el porcentaje anda en 23.6.

Mi intención no es llenarlos de datos, porque abundan demasiados. Datos que deprimen y datos que muestran avance. El punto es que hoy no es un día de celebración o felicitaciones, es un día para avanzar más en la concientización del papel de la mujer en nuestras sociedades.  Derechos, justicia y equidad.

 
 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: